Bitácora Tributaria

05.02.2022

¿Modificar impuestos a la renta de personas?: Expertos abordan alternativas ante dichos de Marcel y eventual "pacto" tributario

Seguramente, entre las grandes medidas que deberá liderar el futuro ministro de Hacienda, Mario Marcel, será el “pacto” tributario que buscará sacar adelante el Gobierno de Gabriel Boric, definido como una de las prioridades de la administración que asume el próximo 11 de marzo.

Eso, fue parte de lo que habló Marcel el fin de semana en el programa Estado Nacional de TVN. Allí recordó la reforma tributaria que ejecutó en 2014 el Gobierno de Michelle Bachelet, la cual aseguró “estaba muy enfocada en la tributación de las empresas”, en cambio, ahora, el foco estaría puesto en otro lado.

“En lo que se refiere a impuesto a la renta, por ejemplo, está mucho más focalizado, pensando en relación a los ingresos personales más que a los ingresos de las empresas, incluyendo el tema patrimonial, etc… Pero para que una reforma tributaria sea progresiva en términos distributivos, tiene que tocar el impuesto a la renta personal”, aseguró el ahora ex presidente del Banco Central.

 

Con todo, Marcel no entregó mayores detalles en relación a las fórmulas que se utilizarían para aumentar la recaudación vía impuesto a las rentas de las personas. Por ello, ayer fue consultado el nuevo ministro de la Segpres, Giorgio Jackson, al respecto. Aseguró que se apunta a aumentar la carga tributaria de “los altos ingresos”, añadiendo que “eso es algo que está en el programa y que fue refrendado”.

En Chile, los impuestos a las rentas personales son dos: el impuesto de segunda categoría, que se cobra a través de las liquidaciones mensuales de los trabajadores dependientes, y el Impuesto Global Complementario, que afecta el total de los ingresos percibidos por una persona en un año.

Ambos gravan de forma escalonada las rentas de las personas y, de hecho, la gran mayoría de los trabajadores en Chile no pagan estos impuestos, dado que se encuentran en la parte baja de la tabla, por ende, están exentos.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en 2020 el 50% de las personas ocupadas en el país registró un ingreso de hasta $420 mil mensuales, mientras que el sueldo promedio de la población ocupada fue de $635.134.

Es así que más de la mitad de los trabajadores activos en Chile estarían exentos del impuesto de segunda categoría, ya que empiezan a pagar este gravamen quienes obtengan una renta líquida mensual superior a $740.853 y hasta $1.646.340. Ese es el primer piso y pagan el equivalente al 0,4% de su renta.

Luego de ello, hay siete escalones más al que se va subiendo a medida que la renta mensual lo hace de igual manera, hasta llegar a un tramo máximo de 40%, que son las rentas mensuales que superan los $17 millones.

El Impuesto Global Complementario opera de forma similar, pero se cobra de acuerdo a los ingresos anuales. Así, en el año tributario 2021, los ingresos anuales de hasta $8.266.698 estuvieron exentos de ese gravamen. De ese nivel hasta los $18.370.440, el impuesto fue de 0,4% para escalar hasta el 40% para las personas con ingresos anuales superiores a $189.827.880.

Con esto, entre las alternativas que surgen para recaudar más por medio de impuestos a las rentas personales, está, por ejemplo, disminuir el tramo de ingresos que están exentos, pero no sería algo fácil de implementar dado lo impopular que sería la medida. También se podría plantear subir la carga tributaria para los tramos medios o, incluso, crear un nuevo tramo para los más altos ingresos.

La ocde y la visión de expertos

Si se compara a Chile con los demás países de la OCDE, la recaudación por impuestos a las rentas personales en el país es baja: solo representan el 9,8% del total de recaudación -según cifras de dicho organismo correspondientes a 2018-, aproximadamente 2,5 veces menor al promedio del grupo, que es 24,1%.

“Otra manera de mirar este fenómeno es decir que los países OCDE recaudan en promedio por impuestos a la renta personal 8,2% del PIB, en cambio Chile recauda 1,8%. Esto es menor de 4,5 veces, según información a 2016, excluyendo la seguridad social”, comentó a Emol Rodrigo Benítez, socio líder de BLTA.

Dicho eso, según Benítez, lo que debiera impulsar el Gobierno de Boric para aumentar la recaudación por este medio es “aumentar las tasas de impuestos a las personas en los tramos medios de ingreso”.

“Lo que ocurre es que la autodenominada clase media, que tienen ingresos entre $2 y $6 millones, han contribuido al pago de impuesto mayormente a través del IVA. Ellos pagan por impuesto a la renta tasas medias entre 4,5% y 15,5%. Esta situación debiera tender a cambiar y contribuir más a la recaudación con impuestos personales a la renta”. Sin embargo, reconoció, “esto es bastante impopular”.

De todas formas, puso como ejemplo lo que ocurre en otros países. “Una persona que tiene un ingreso mensual de $2 millones ($24 millones anuales) en Nueva Zelanda pagaría en impuestos anualmente $3,7 millones, en Australia $2,7 millones, en Canadá $3,6 millones, en Reino Unido $2,2 millones, en Irlanda $4,8 millones, pero en Chile sólo $0,9 millones”.

Eso sí, recalcó que en Chile el tramo que actualmente está exento de pagar impuestos a la renta personal “es el adecuado en el contexto latinoamericano. La problemática está dada por lo tramos de rentas superiores a $2 millones”.

En cuanto a si fomentaría a fortalecer la carga tributaria a los tramos de más altos ingresos, expuso que “siempre es más popular aumentar los impuestos a los más ricos, pero es mucho menos rentable ahuyentar el ahorro e inversión que realizan estos contribuyentes. Los estudios empíricos demuestran que mientras mayores las tasas son menos eficientes para recaudar, e incluso llegan a no recaudar”.

Bajo la mirada de Iván Cifuentes, socio de Cifneg Consultores, sí sería una alternativa “modificar algunos tramos altos de la tabla del Impuesto Global Complementario, generando una nueva”. Mientras que reducir el tramo exento “en el actual escenario económico y social esa medida se vuelve inviable, porque ahogaría aún más a la clase media. Si aplicamos impuestos, disminuimos el poder adquisitivo de la gente y, por ende, la actividad económica se ralentiza”.

Dicho eso, resaltó que “aumentar la carga impositiva a los tramos de más altos ingresos es posible”. “La carga tributaria promedio en los países OCDE es de 34,2% del PIB. Países como Austria, Italia, Finlandia, Suecia, Bélgica y Dinamarca tienen una carga de 40% o más. La gran mayoría posee una carga tributaria mayor o igual a 30% y menor al 40%. Chile, en cambio, registra una carga tributaria de 20,2%, la cifra más baja después de México, pero a pesar de eso es importante que considerar la real situación país respecto de los índices de clase media que pagan impuesto, y las implicancias de subírselos”, añadió.

A su vez, Carlos Martínez, socio líder de Litigios y Defensa del Contribuyente de EY, sostuvo, en primer lugar, que “la manera más efectiva para aumentar la recaudación tributaria es sin duda el crecimiento económico. El impuesto a la renta de las personas naturales no tiene gran impacto en el total recaudado”.

Tras ello, expuso que, si una alternativa es rebajar el tramo exento, aquello sería “muy probablemente impopular”, lo por lo que “en lugar de ello, sería preferible hacer tributar a quienes trabajar informalmente y ganan bastante, pero no tributan”.

También se mostró contrario a incrementar los impuestos al tramo más alto. Si eso pasara, afirmó “el fisco se queda con algo cercano a la mitad de que las personas producen, se desincentiva la generación de más ingresos, lo que no es deseable”.

Por último, Alejandro Vera, ex presidente del Colegio de Contadores, consideró que ” hacia donde se debe apuntar es a cambiar la matriz tributaria del país, desde renta devengada a renta percibida.

Esto significa que cuando las empresas o personas están en una situación de flujo de caja sana, van a pagar impuestos, pero cuando están en una situación complicada de caja, disminuye el pago de impuestos”.

Asimismo, continuó, este cambio de matriz tributaria permitiría que “se reduzca la evasión tributaria de forma significativa y reduce los costos administrativos de control tributario. Esto tiene una ventaja enorme. El camino no es subir impuestos, sino que modificar la base tributaria y no la tasa”

Fuente: Emol.com

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comment on “¿Modificar impuestos a la renta de personas?: Expertos abordan alternativas ante dichos de Marcel y eventual “pacto” tributario

  1. Si, claro, pagan mas impuestos. Pero lo que no se dice es cuantos beneficios reciben del Estado; salud, educacion, seguridad, gratis, de calidad y para todos.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Más noticias

Últimos comentarios

  1. Buenas tardes, para el caso de agricultores, o parceleros acogidos a la renta presunta, pueden hacer uso del C. FISCAL,…

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos