Pese a críticas por precarización avanza estatuto laboral para estudiantes de educación superior

Con 25 votos a favor, 7 votos en contra y 4 abstenciones, avanza el proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que crea un estatuto laboral para jóvenes que se encuentren estudiando en la educación superior.

El proyecto tiene por objeto fomentar el trabajo en jóvenes inmersos en el sistema de educación superior, o fuera de él y que quieran incorporarse, permitiéndoles ventajas como compatibilizar los tiempos de estudio y de trabajo anticipando el ingreso de éstos al mundo laboral con valores y condiciones que les permitan enfrentarlo con más experiencia y de manera más exitosa.

Asimismo, y tal como se señaló en el debate, se procura que los estudiantes trabajadores no pierdan beneficios sociales alcanzados; con todo, la norma no alcanzó la venia de la unanimidad de los legisladores, pues los más críticos, enfatizaron en el riesgo de una precarización del trabajo, que podría afectar, incluso, al trabajo regular, sumado a la ausencia de fiscalización para el cumplimiento del mandato y a la exclusión de los llamados “NINI”, jóvenes que ni estudian, ni trabajan.

Durante el debate hicieron uso de la palabra los senadores Adriana Muñoz, Carolina Goic, Rabindranath Quinteros, Carlos Bianchi, José Durana, Isabel Allende, Carmen Gloria Aravena, Andrés Allamand, Kenneth Pugh, Yasna Provoste, Juan Ignacio Latorre y Francisco Chahuán.

La senadora Muñoz sentenció que lo relevante de la propuesta es ocuparse del empleo juvenil, “pero estamos abordando el asunto desde una perspectiva parcial”, aludiendo a que solo se refiere a los estudiantes y no se hace cargo de los NINI, que ni estudian ni trabajan; con todo, la legisladora valoró que el texto se está perfeccionando y nombró algunos aspectos para revisar en particular, como los efectos de esta contratación en el mercado del trabajo y la conveniencia de calificar la situación de los planes familiares de salud.

Destacando la disposición al diálogo y a buscar acuerdos, la senadora Goic coincidió con “que el texto que hoy vemos no es el que llegó” y resaltó aspectos como la posibilidad de tiempo parcial y que los derechos laborales que se reguardan son como para cualquier trabajador, “este cambio es relevante”. Asimismo, recordó que el corte de la jornada aun genera diferencia y aludió a temas de fondo, como la formación continua y al desarrollo de habilidades.

Luego, el senador Quinteros reveló que en “nuestra bancada tenemos ciertas diferencias de apreciación, pero lo que debemos preguntarnos es ¿a quién sirve este estatuto, es para los estudiantes, para los trabajadores o para ambos; qué sectores de la economía y de la empresa se podrían ver afectados?” Las respuestas, según el congresista, no son únicas, pero se manifestó llano a avanzar cuidando que no se produzcan abusos y llamó a escuchar a las asociaciones de trabajadores.

Anunciando su abstención, el senador Bianchi recordó proyectos fallidos como el de empaquetadores, en donde luego de “un feroz lobby, no se pudo avanzar en su tramitación; (…) entonces, con justa razón l@s jóvenes están preocupados, no quieren sentir que están siendo presos de los abusos laborales”, además de mencionar los problemas de la automatización. Para el parlamentario se debe asegurar no burlar la norma y adelantó que espera pueda ser perfeccionado en su trámite en particular.

En otra vereda, el senador Durana apreció el texto legal y sus alcances, que viene a resolver el que, “cada día se incrementa la cantidad de jóvenes trabajadores y que dado sus estudios no pueden”; el senador recordó datos como el 15,9% de jóvenes desempleados, y en gran medida, argumentó, porque no pueden compatibilizar sus actividades.

Posición más dura hizo presente la senadora Allende. “Los avances conocidos no me generan los suficientes fundamentos para poder apoyar un mensaje que de alguna manera precarizan el trabajo. Entiendo que hay conversaciones y disposición para que en particular se recojan mejoras; (…) pero estamos abriendo la ventana a precarizaciones y ciertos abusos”.

El alto desempleo juvenil, la no afiliación de este sector y la incompatibilidad de horarios y actividades, fueron puestos en evidencia por la senadora Aravena, quien evidenció que en muchos casos no pueden proseguir estudios porque deben apoyar a sus hogares. “En este contexto, el proyecto busca hacerse cargo de permitir flexibilizar y dejar espacio a ambas actividades”, detalló, además de que está de acuerdo con una fiscalización más exhaustiva, “pero eso no puede ser una excusa a para no legislar”.

Reforzando los aspectos positivos del mensaje, el senador Allamand recalcó las ideas matrices que se introducen, especialmente, que “bajo ninguna circunstancia el estudiante pueda perder beneficios sociales, a consecuencia de la remuneración; y el contrato especial mantiene exactamente los mismo derechos que tiene los trabajadores comunes”.

Invitando a entender la realidad social, el senador Pugh criticó que “con nuestro pensamiento lineal creemos que el trabajo es la sumatoria de horas (…). Pero tenemos que entender que esto lo debemos cambiara a uno exponencial”. Para el senador es primordial propiciar “entre los jóvenes el poder trabajar dignamente”.

“Prefiero pronunciarme cuando veamos las enmiendas en la discusión en particular”, adelantó la senadora Provoste, quien aludió a exposiciones en la Comisión de Trabajo, donde se indicó que el proyecto es una flexibilidad patronal y precariza al trabajo, “Aquí hay deficiencias e incoherencia expresadas por académicos, expertos y asociaciones de trabajadores”.

En la misma línea, el senador Latorre manifestó que “en términos generales pareciera ser una flexibilización laboral encubierta, por lo que pudiera afectar a la población laboral adulta”, lo que, según el legislador, está avalado con lo dicho por la CUT, la OIT, entre otras, y añadió entre los puntos críticos del texto legal, la jornada laboral.

“La tasa de desempleo entre jóvenes es superior a la tasa general de desempleo”, lamentó el senador Chahuán, por lo que ante esto resaltó que el gobierno está empeñado en hacerse cargo. “La OIT ha sido clara, ha aplaudido cómo un gobierno ha resuelto una problemática y se ha hecho cargo de aquello” y emplazó a los senadores que votaron en contra, “esta es la vía que nos permite mejorar”.

Fuente:  iConsulta Laboral

Agregar un comentario

¿Cómo podemos ayudarle?

Para poder atenderlo de forma ágil y eficiente puede contactarnos a través de nuestra Mesa Central.

O bien, pueden rellenar el siguiente formulario con sus datos y un ejecutivo de negocios Transtecnia se pondrá en contacto con usted a la brevedad.