Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

25.10.2012
El rol del director ante el nuevo reglamento de sociedades anónimas
Hace unos días entró en vigencia el nuevo reglamento para las sociedades anónimas de nuestro país. Se trata de la primera modificación después de 30 años, por lo que el cambio tiene gran relevancia.


Artículo de Rubén López.
Fuente: Diario Fianciero Online

Entre las grandes diferencias que tiene con la legislación que estaba vigente hasta ahora destaca el énfasis que pone respecto a los deberes de los directores de compañías.

Dentro de las reformas introducidas en el reglamento resalta la que se considera en el artículo 78, el cual profundiza los temas vinculados al deber de cuidado de los directores. Este texto establece que ellos deberán gestionar las compañías que dirigen de la misma forma en que lo haría si fuera su propio negocio. 

Este punto es relevante, porque a la luz de los últimos acontecimientos conocidos públicamente el deber de cuidado de los directores ha adquirido una relevancia mayor. En tal sentido, el mencionado artículo del nuevo cuerpo legal define este concepto, pero no lo reduce a algunas acciones, sino señala explícitamente que “incluye, pero no está limitado”. De esta manera, deja un campo más amplio a la alta dirección, respecto a las acciones que pueda tomar en el marco del deber de cuidado. 

El mismo artículo 78 del nuevo reglamento, en su segundo párrafo se refiere al deber del director de pronunciarse respecto de los temas que plantea la administración de la compañía. Esto no sólo significa manifestarse a favor o en contra de las decisiones que se toman, sino también a la obligación de plasmar sus opiniones y argumentos en las actas de las reuniones de directorio correspondiente, ya que de no ser se considerará que tal opinión nunca existió.

Adicionalmente, el mismo reglamento indica que para tomar tal decisión, un director deberá recabar información y documentarse con la colaboración de quien considere conveniente, dentro de propia administración de la compañía e incluso de expertos contratados específicamente para ello.

En definitiva, a partir del jueves 4 de octubre los directores tienen un rol más activo. Un desafío relevante para el cual ellos y el mercado deberán estar preparados.

Artículo de Rubén López.
Fuente: Diario Fianciero Online

   
         
         
powered by Transtecnia