Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

23.04.2013
La nueva era de los datos no estructurados
Este caudal inmenso de datos, denominado también En los últimos años, hemos visto cómo diversas innovaciones tecnológicas han impactado los negocios, las organizaciones y las personas. Tendencias como las redes sociales, los dispositivos móviles o la nube virtual, hoy son realidades concretas que aumentan el volumen de datos disponibles, así como también su velocidad, variedad y complejidad.


Artículo de Federico Morello, Socio de Consultoría en Riesgo y Gestión Ernst & Young.
Fuente: Diario Estrategia Online

Es a partir de estas innovaciones que las organizaciones empezaron a obtener información no sólo de sus transacciones, sino también de la observación e interacción con los consumidores. Estos datos son mayormente “no estructurados”, es decir, audio, video y texto no organizado en registros o campos, los que están alterando las tecnologías de la información, por sobre todo, de los negocios. Si hasta ahora la gestión de las empresas se construía en torno a datos estructurados, esta nueva era incorpora una premisa diferente, donde los datos no estructurados representarán alrededor del 80% del universo total disponible y donde se tendrá poco control de las fuentes que los proveen.

Este caudal inmenso de datos, denominado también "Big Data", lo aportan no sólo las personas, sino que se amplía a la denominada "Internet de las cosas", concepto que contempla tanto a sensores como diversos dispositivos conectados a internet. Todo ello supone un impacto en la forma en que se tomarán las decisiones. Los ejecutivos ya no decidirán basados exclusivamente en comportamientos históricos, sino que podrán realizar análisis predictivos a partir de la información disponible. 

Este entorno de datos requiere una mentalidad diferente. Es necesario que las organizaciones logren nuevas competencias, personas con conocimiento profundo de los procesos de negocio y habilidades para manipular y sacar conclusiones a partir de datos desordenados. Incluso los ejecutivos deberán definir nuevas posiciones que desafiarán los títulos y responsabilidades tradicionales.

Artículo de Federico Morello, Socio de Consultoría en Riesgo y Gestión Ernst & Young.
Fuente: Diario Estrategia Online

   
         
         
powered by Transtecnia