Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

15.07.2013
Respuestas sobre prácticas de gobiernos corporativos
A fines de junio recién pasado se cumplió el plazo que tenían las sociedades anónimas abiertas para responder si adherían o no a las 19 prácticas de gobierno corporativo que contiene la Norma de Carácter General (NCG) N° 341 de la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS).


En lo personal, las respuestas recibidas no me sorprendieron mayormente. En efecto, un alto porcentaje de las empresas contestaron que adhieren a las prácticas que son efectivamente reconocidas a nivel internacional como buenas prácticas para empresas con accionistas controladores, el cual es el caso general de los emisores en Chile. Entre éstas, destacan las de contar con sistema de denuncias, código de ética y con políticas y/o procedimientos formales para la gestión de riesgos y la sucesión del gerente general.
Por su parte, pocas empresas adhieren a las prácticas sobre las cuales existen reparos sobre su idoneidad, como es el caso de establecimiento de una política que defina el tiempo mínimo mensual que deben dedicar los directores a cumplir su rol, o prácticas que son poco factibles de aplicar en Chile, como es el caso de contar con mecanismos para permitir la votación remota y participación en tiempo real en las juntas de accionistas.

En lo que respecta a la práctica de efectuar una evaluación anual del directorio, cerca de un 30% de las empresas respondieron afirmativamente. Esta, creo, es una buena práctica si se efectúa en forma adecuada. Pero también es una práctica que ha tomado largo tiempo en ser adoptada en otros mercados porque produce ciertos resquemores, los cuales desaparecen normalmente cuando los directores ven en la práctica que se trata de un ejercicio que tiene una orientación eminentemente constructiva.

Ahora, es fundamental tener presente que lo efectuado a la fecha abarca básicamente la definición de políticas, procedimientos y códigos, pero que falta pasar por la implementación de varias prácticas que la gran mayoría de las compañías están realizando por primera vez. En otras palabras, en el caso de las prácticas valiosas, la adhesión es un buen primer paso, pero lo más importante es la forma en cómo se ejecutarán finalmente, para saber si aportan realmente valor.

De la revisión de las respuestas recibidas por la SVS -las cuales son públicas- se infiere que las empresas no siempre interpretaron de la misma forma algunas preguntas, lo cual hace que los resultados no sean -estadísticamente hablando- 100% comparables.

En el Centro de Gobiernos Corporativos de la Universidad Católica (CGCUC) elaboramos un documento de trabajo sobre los antecedentes disponibles en la SVS. En éste, junto con tabular las respuestas de las distintas empresas a nivel individual y por sector, analizamos en mayor profundidad las respuestas respecto a las prácticas de evaluación del directorio, establecimiento de tiempo mínimo mensual para los directores y de contar con procedimientos formales para la administración de riesgos y con un sistema de denuncias. Efectuamos esta selección teniendo en consideración la trascendencia de la primera, tercera y cuarta de estas prácticas, lo cual se ve reflejado en el hecho que también son consideradas como buenas prácticas a nivel internacional, y en el caso de la segunda, por ser una práctica que no es común en otros códigos.

Asimismo, hicimos ver que casi ningún emisor informó que adoptaba otras prácticas de gobierno corporativo diferentes a las propuestas por la SVS y que, si bien, hay prácticas que varias compañías ya efectuaban previo a la dictación de la NCG 341, pareciera que está norma está acelerando la implementación de algunas prácticas que antes no se llevaban a cabo.

Finalmente, notamos que aquellas prácticas que gozan de menor aceptación coinciden sustancialmente con las prácticas que el CGCUC señaló que no correspondían a buenas prácticas de gobierno corporativo de acuerdo a la experiencia internacional y a la realidad del mercado chileno.

Artículo de Luis Hernán Paúl.
Fuente: Diario Financiero Online

   
         
         
powered by Transtecnia