Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

15.11.2012
Insolvencia y leasing
Se hace necesaria una regulación especial de los contratos de leasing en el contexto de un procedimiento concursal.


Artículo de Josefina Montenegro, Superintendenta de Quiebras.
Fuente: Diario Estrategia Online

Es usual que los contratos de leasing contemplen cláusulas que prevean la insolvencia del arrendatario, las que en caso de ser invocadas traen como consecuencia su término anticipado, debiendo el arrendatario, al sólo arbitrio del arrendador, restituir el bien, o bien pagar las rentas faltantes. 

En el contexto de un procedimiento concursal, esta práctica vulnera el principio de la par condictio creditorum, al establecer una súper preferencia a favor del arrendador. Asimismo, priva a la masa de la posibilidad legítima de contar con un activo valioso, o bien, de desprenderse de una carga onerosa. Lo anterior, en contradicción con la posibilidad contemplada por el mismo contrato de leasing, de ejercer anticipadamente la opción de compra si se paga la totalidad de las rentas.

Al carecer de regulación legal especial, el contrato de leasing deja absoluta libertad a las partes para su negociación. Sin embargo, en la práctica, se ha transformado en un contrato de adhesión.

En virtud de lo expuesto, se hace necesaria una regulación especial de los contratos de leasing en el contexto de un procedimiento concursal, que recoja las inquietudes de los distintos partícipes e interesados, y vele por todos los acreedores y no sólo por algunos, respetando así las normas sobre la prelación de los créditos.

El proyecto de ley de Reorganización y Liquidación de Empresas y Personas cuyo objeto es reemplazar a la actual Ley de Quiebras, regula el contrato de leasing respecto de un arrendatario insolvente, sujeto a un procedimiento concursal de liquidación, estableciendo que los bienes arrendados en leasing sean incautados por el Liquidador, permitiendo así a los acreedores, en su primera junta, ejercer anticipadamente la opción de compra del contrato respectivo, manteniendo el activo en la masa y pagando al arrendador lo debido, o bien restituir el activo al arrendador. El proyecto se hace cargo de una situación que en la actualidad presenta diversos problemas prácticos y, sin duda, contribuye a solucionarlos.

Artículo de Josefina Montenegro, Superintendenta de Quiebras.
Fuente: Diario Estrategia Online

   
         
         
powered by Transtecnia