Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

14.03.2013
Gestión de calidad
Antes solo fue importante la calidad en el producto final, según los estándares del fabricante, pero hoy la mirada está puesta en los procesos y en la excelencia organizacional.


Artículo de Profesor Osvaldo Ferreiro Ph.D. U. de Wisconsin.
Fuente: Emol.com

Bienvenidos al curso. Durante ocho jueves, estudiaremos Gestión de Calidad, partiendo por una reseña histórica que nos explicará la evolución del concepto a través del tiempo. Luego continuaremos con una revisión de temas especialmente seleccionados, por la importancia de su aplicación en las organizaciones.
En todo momento apuntaremos al enfoque moderno del tema, ligado al mejoramiento continuo o permanente y la búsqueda de la excelencia.

Las ocho sesiones del curso estarán dedicadas a los siguientes temas:
* Concepto, evolución y desarrollo de la gestión de calidad.
* Control de la calidad-inspección: méritos y limitaciones.
* Modelo de Gestión de Calidad Total (TQM). Su origen y sus elementos fundamentales. Ideas de sus principales autores.
* Aseguramiento de la
calidad: Normas ISO9000.
Concepto, evolución, beneficios, limitaciones. ¿Es suficiente?
* Herramientas básicas para el mejoramiento de procesos.
* Control Estadístico de
Procesos (SPC): Gráficos de control e índices de capacidad.
* Estrategias Seis Sigma para la búsqueda de la excelencia.
* Calidad en educación:
Modelos de excelencia, otros modelos, trabajo en análisis de resultados Simce. Calidad en salud: Modelo de excelencia en esa área.


Desde la antigüedad
El concepto y los sistemas para alcanzar la calidad deseada -en nuestras prácticas, métodos, procedimientos, en suma, en lo que hacemos para lograr objetivos- han ido evolucionando con el paso del tiempo, a la par con el desarrollo de la historia de la humanidad, especialmente en los últimos 200 años. Si seguimos el curso de la historia, podemos distinguir varios períodos:
Durante la antigüedad, que definiremos como un  período extraordinariamente extenso que abarca desde el comienzo de la existencia del ser humano hasta la Revolución Industrial, con seguridad se utilizaron diferentes sistemas para alcanzar calidad, concepto que las diferentes culturas (incluidas en este "macro-período") definieron de manera distinta.
Hay destacables experiencias de calidad como son las pirámides de Egipto, la gran muralla china, las obras arquitectónicas en las antiguas Grecia y Roma, la construcción de la ciudad de Machu-Pichu en el actual Perú, entre otras maravillas de la humanidad.
Especialmente interesante son los períodos de la Edad Media y el Renacimiento europeo, que presentan un sistema de trabajo basado en la relación cercana de maestro-discípulo, donde ambos compartían la vida diaria y donde el discípulo aprendía del "hacer" de su maestro y del trabajo conjunto (algo parecido a lo que hoy día llamamos el "aprender haciendo").
Un hecho de extrema importancia en el desarrollo de la cultura, de la ciencia y de la tecnología fue la invención de la imprenta; Gütemberg desarrolló su gran invento en el siglo XV. Por primera vez se ponían a disposición de los habitantes en general, libros, periódicos y elementos de lecturas y aprendizaje. Ello permitió el avance masivo del conocimiento, y la búsqueda de la generación de calidad en forma más sistemática y siguiendo métodos aprendidos.
El propio avance de la ciencia y la tecnología permitió la aparición de industrias con fuertes componentes mecánicas para el uso de la energía y -con ello- la Revolución Industrial.
La Revolución Industrial, que corresponde a un período de alrededor de cien años, que se desarrolla entre gran parte del siglo XIX y el comienzo del XX, está caracterizado por la aparición de grandes fábricas que producen maquinarias y productos vitales para el desarrollo de la sociedad. Así nacen los ferrocarriles, los puentes, los automóviles, etc.  El énfasis está puesto más en la cantidad que en la calidad; lo más importante era tener productos disponibles para las nuevas demandas de una población que empezaba a conocer los beneficios de la tecnología, en creciente innovación y progreso.


A partir del siglo XX
Aunque siempre presente, el período que especialmente utiliza el enfoque de control de calidad corresponde aproximadamente a los años 1950 a 1975.
El control de calidad está ligado a considerar la calidad como el cumplimiento de especificaciones técnicas del producto final, desde la perspectiva exclusiva del productor o proveedor. En esa época las exigencias del cliente eran incipientes y supeditadas a una oferta insuficiente como para generar la competencia actual. En relación a la calidad, se buscaba satisfacer ciertos estándares prefijados sin participación del cliente.
En el enfoque de "Control de calidad" las ideas de calidad y productividad se contraponen pues un aumento en calidad genera, bajo tal enfoque, una reducción de la productividad.
Una mayor calidad se generaba principalmente por dos vías: Aumento del estándar de calidad exigido para las unidades aprobadas y/o aumento de la tasa de observación (pues usualmente solo se observan muestras pequeñas de las partidas de productos). En ambos casos, se incrementan los costos, disminuyendo la productividad, entendida como "cuociente entre el valor de las unidades de producto o servicio producidas y el costo asociado de producirlas".

Calidad total y normas ISO: A mediados de la década de los 70 irrumpieron con mucha fuerza las ideas de lo que se denominaría "Calidad total", basándose en el mejoramiento permanente de los procesos. Ya no se trata solo de observar los productos, y ocasionalmente servicios, al final de la línea de producción, sino de crear calidad de manera continua.
Como los procesos son diseñados y ejecutados por personas, implica a su vez la aplicación de una serie de estrategias denominadas "blandas", ligadas al desarrollo, capacitación y motivación de quienes componen la organización.


Revisan procesos, no productos
Se entiende que la calidad duradera es aquella obtenida del mejoramiento sistemático de los procesos que generan los productos y servicios. Se pasa de la inspección del producto final como elemento fundamental, a la observación, análisis e intervención de los procesos.
La instauración de la serie ISO9000, como normas de calidad principales, es el inicio de la aplicación de estándares basados en el funcionamiento de los procesos. Instauradas a partir de 1987, aseguran una calidad de la producción más estable, aunque no pueden proteger de unas pocas unidades falladas como parte de una partida mayor.

Modelos de excelencia: Unos pocos años después nacen los modelos de excelencia, consistentes en modelos de gestión que abarcan una gran cantidad de aspectos y buscan alcanzar la excelencia de la organización. Son aplicados hoy en gran cantidad de países y varios continentes.

Estrategias Seis Sigma: Corresponden a estrategias que buscan el mejoramiento de los procesos críticos (involucran indicadores de calidad muy relevantes para el "cliente"). Se forman equipos bajo el liderazgo de los llamados "Black Belts", que desarrollan proyectos que buscan alcanzar niveles de calidad superiores, idealmente solo 3,4 partes falladas por millón. 

"Todo, Todo Cambia, que el Concepto de Calidad también Cambie, no es Extraño...".

Los modelos de excelencia, que abarcan múltiples aspectos, buscan alcanzar el óptimo de la organización. Son aplicados en gran cantidad de países.

Artículo de Profesor Osvaldo Ferreiro Ph.D. U. de Wisconsin.
Fuente: Emol.com

   
         
         
powered by Transtecnia