Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

10.06.2013
¿Es un buen negocio innovar?
Sophie Vandebroek, directora de Tecnología (CTO) y presidenta del Grupo de Innovación de Xerox. La investigación ha demostrado que el promedio de vida de una empresa es menor que la de un humano. A la edad de 40 años, la empresa típica está preparando su obituario. En general, las empresas que adoptan el riesgo y crean cambios pueden sobrevivir efectivamente una crisis de mediana edad; estas continúan prosperando bien en sus años dorados porque dominaron algo más grande, más significativo: la innovación. De acuerdo con el estudio de la Universidad de Pensilvania, "Innovation and Markups: Firm Level Evidene", al innovar dentro de las empresas se logra un incremento del 2,8% en procesos de producción y un 3,9% en productos. Pero, ¿cómo una empresa logra ser innovadora para alcanzar estas metas? La innovación puede venir de cualquier persona u organización que tiene una visión y se ha comprometido a crear valor. La innovación no está necesariamente relacionada con las inversiones de varios millones de dólares o productos radicalmente nuevos y sofisticados. Se trata de crear productos y servicios diferenciados.


Para crear este valor año tras año, es esencial tener dos elementos: en primer lugar, se debe tener la capacidad de llegar a nuevas ideas creativas. La creatividad, a menudo, se fomenta a través de la diversidad del equipo de trabajo. Con la construcción de equipos con diversos grupos étnicos, edades, condiciones sociales y de género, se beneficiará de una variedad de puntos de vista, también permitirá que los empleados no solo trabajen con sus cabezas, sino también con sus corazones. En segundo lugar, se debe abrazar el espíritu empresarial. Es necesario tomar riesgos para llevar las nuevas ideas al mercado y a menudo, incluso, interrumpir sus propios modelos de negocio. Es importante construir redes fuertes en toda la organización y con los socios de la cadena de valor.

Fuente: Emol.com

   
         
         
powered by Transtecnia