Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

05.08.2013
Adopción de un sistema análogo a la modalidad contable IFRS se realizará en 2015: Contraloría redacta normas para que sector público adopte nuevos estándares en sus balances
Principales disposiciones guardan relación con el reconocimiento de las concesiones entregadas a un privado y del Impuesto a la Renta.


La Contraloría General de la República (CGR) sigue avanzando en la implementación de las Normas Internacionales de Contabilidad del Sector Público (NICSP), que son análogas las IFRS aplicadas en el sector privado, y que a partir de 2015 comenzarán a regir en Chile en todos los ministerios, servicios, el Poder Judicial y el Congreso.

Más de 200 entidades públicas deberán presentar nuevos estados financieros basándose en los principios de las NICSP, y es por eso que la CGR eligió a un grupo de 13 organismos con los que ha estado trabajando en un plan piloto para la definición de las reglas que operarán.

En junio, la CGR finalizó con la redacción de las primeras seis normas para que el sector público adopte los nuevos estándares IFRS en sus estados financieros, y uno de los principales cambios guarda relación con los bienes de uso.

Actualmente, activos fijos como, por ejemplo, los inmuebles que hay en las distintas entidades, se deben incorporar en los estados financieros de los organismos públicos, sin embargo, el Estado no reconoce las concesiones entregadas a un privado -tales como carreteras, puentes y túneles-. Bajo el nuevo esquema, sí deberá consignarlos en los balances de la entidad que administre ese bien.

Mauricio Cuevas, director de IFRS de Deloitte, indica que estos bienes concesionados bajo los antiguos principios chilenos se encontraban registrados como activos fijos en las empresas concesionarias, por lo que no estaban contabilizados en los libros del Estado; pero con la migración a IFRS, las concesionarias debieron registrar dichas obras de concesiones, ya sea como un activo intangible o como cuenta por cobrar financiera, de acuerdo con las características de los contratos de concesión que mantienen con el Estado.

Dado esto, Contraloría realizará un trabajo más personalizado con el MOP y los gobiernos regionales, que son las entidades que tienen el control de este tipo de bienes. En este nuevo ítem, que deberá ser parte de los balances, habrá que construir depreciaciones para que en 2015 existan valores actualizados y a partir del señalado año comenzar a aplicarle el tratamiento de la depreciación de manera análoga a los otros bienes de uso.

Otra de las normas relevantes que se emitió en junio guarda relación con las transferencias u operaciones sin contraprestación, y el cambio de criterio estará centrado en la forma de consignar las donaciones. Hoy, estas son consideradas cambios al patrimonio, y con la NICSP pasarán a ser parte de los resultados, es decir, ingreso o gasto.

Un tercer tema es respecto del tratamiento del Impuesto a la Renta. Hoy estos tributos se informan al año siguiente, siguiendo la lógica de la Operación Renta que trabaja con los datos del año comercial previo. Las NICSP exigen tener una estimación en el ejercicio en curso. Es por eso que la Contraloría se encuentra trabajando principalmente con la Dipres en la forma de implementar este tema.

Terminado el proceso de elaboración de las primeras seis normas de prioridad alta, las que ya fueron sondeadas con los organismos piloto, la CGR se centrará durante este semestre en las reglamentaciones de prioridad media, donde figura el tema de las concesiones.

Finalmente, vendrán las normas de prioridad baja para el sector público, como en materia de agricultura, ya que casi no existen instituciones del Estado que tengan producción agrícola.


Asesoría del BID
Durante el primer semestre de 2013, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) aprobó un nuevo proyecto de asesoría con la CGR y que abarcará éste y el próximo año.

Es por eso que en junio pasado Andrea Bergman visitó Chile y se reunió con los equipos de la Contraloría para sondear los avances en la puesta en marcha de las NICSP y a fines de noviembre próximo volverá a venir a nuestro país.

Mauricio Cuevas, de Deloitte, explica que, a diferencia del sector privado donde cada empresa ha podido definir sus políticas contables de entre las opciones que entrega la normativa internacional, en el caso del sector público la Contraloría ha definido, de manera centralizada, las políticas contables que deberán aplicar todas las entidades, lo que es necesario para la consolidación de la información en los estados financieros.

Artículo de Silvana Celedón Porzio.
Fuente: Emol.com

   
         
         
powered by Transtecnia