Boletin informativo Transtecnia: Tributatio, Financiero - Contable y Laboral
         
Bitácora Financiera - Contable
         
   

03.10.2013
¿Quién gobierna al Family Office?
Esa debería ser una de las principales funciones del gobierno de una FO: preparar y apoyar a sus directores para asegurar que éstos agreguen valor.


La poca o nula autorregulación de los conflictos de interés que pudieran tener los directores de empresas, es uno de los puntos más interesantes de la primera autoevaluación que requirió la Superintendencia de Valores y Seguros a todas las sociedades anónimas abiertas del país.

Para aprovechar cabalmente la oportunidad de mejora que constituye esta excelente iniciativa del organismo regulador, debemos partir por reconocer que Chile es un país de dueños, y que la estructura que crecientemente adoptan esos controladores para gobernar sus inversiones son las Family Offices. Por ello, vale la pena insistir en el rol que deben tener los Family Office como instancias superiores en donde se define quiénes y cómo se representarán sus intereses en las empresas en que participan. Los FO deben ser verdaderos Centros Corporativos, con la misión de agregar valor a sus negocios y potenciar a sus directores en las empresas participadas. Sin embargo, en la actualidad, la mayoría cuenta con un Gerente que administra, pero no con un gobierno que mandate las decisiones. Así, se hace mucho más difícil que el FO de verdad esté centrado en el largo plazo y en la trascendencia como “familia empresaria”. 

El FO además debe asegurar un manejo financiero estratégico capaz de enfrentar las turbulencias nacionales e internacionales, para proteger el patrimonio y capitalizar oportunidades de creación de valor que se abren a familias que adoptan una perspectiva transgeneracional.

En cuanto al rol de los directores, ¿quién vela por el grado de preparación con que llegan a la sesión?, ¿cómo puede un director contar con información adicional para evaluar las propuestas del gerente general?, ¿quién garantiza el aporte de los directores externos y de asesores especialistas? Esa debería ser una de las principales funciones del gobierno de una FO: preparar y apoyar a sus directores para asegurar que éstos agreguen valor. Para ello se requiere que los FO cuenten con un directorio formal que alinie a la familia con el liderazgo del Family Officer.
En los últimos días, ha quedado demostrado con creces que las decisiones de los directorios de las empresas nos afectan a todo nivel en nuestra sociedad. Por eso, celebramos las medidas de SVS en cuanto a promover la autoevaluación y reafirmamos nuestra convicción de que los FO requieren de más y mejores herramientas para estar a la altura de los nuevos tiempos que corren.

Artículo de Gonzalo Jiménez Seminario Doctor in Business Administration, DBA (c) University of Live.
Fuente: Diario Estrategia Online

   
         
         
powered by Transtecnia