Justicia precisa que conflictos en contexto de relación cotidiana entre trabajador y supervisor no son constitutivos de acoso laboral

La figura del acoso laboral, introducida por la ley N° 20.607 lo que busca es regular y precisar legalmente estas conductas, sus consecuencias dentro de la empresa y servicio público, para proteger la paz social y no dificultar a una persona ejercer su trabajo.

En sentencia del 17 de agosto de 2020, Rol 247-2020, la Corte de Apelaciones de San Miguel señaló que los conflictos en contexto de relación cotidiana entre trabajador y supervisor no son constitutivos de acoso laboral.

En el caso concreto se estimó que “no existe el mobbing o acoso laboral, sino más bien una permanente relación personal entre un supervisor y los subordinados, relación cotidiana de la que resultaron desavenencias, discusiones y, a veces, tratos inadecuados que pudieron haber provocado molestias u hostigamiento pero no de la entidad suficiente para tener por configurada el acoso laboral, especialmente por los elementos de reiteración, y porque los hechos constatados no fueron de larga duración, es decir, la persecución, y el hostigamiento, que dan lugar a desavenencias, discusiones y conflictos entre trabajadores, no alcanzan un grado tal que permita establecer un acoso laboral”.

Fuente:  Departamento de Estudios Transtecnia

Agregar un comentario

¿Cómo podemos ayudarle?

Para poder atenderlo de forma ágil y eficiente puede contactarnos a través de nuestra Mesa Central.

O bien, pueden rellenar el siguiente formulario con sus datos y un ejecutivo de negocios Transtecnia se pondrá en contacto con usted a la brevedad.