El renacer del FUT como herramienta tributaria: sus beneficios y riesgos

Una herramienta tributaria que buscaba incentivar el ahorro y la inversión en las empresas era el objetivo del Fondo de Utilidades Tributarias, FUT, tras su creación en 1984. En palabras simples, buscaba que las utilidades que generaran las compañías no se atribuyeran a los socios como retiros, sino que se reutilizaran y reinvirtieran en las mismas firmas para así, hacerlas crecer. Sin embargo, aunque la intención era positiva, la herramienta fue mal utilizada.

Según explica el abogado y magíster en tributación de la Universidad de Chile, Felipe Rioseco, el FUT como estaba planteado, daba pie para generar elusión de impuestos. “Un mecanismo que se utilizaba era hacer “retiros en exceso”, que significaba que el socio podía retirar más dinero que el que la empresa generaba, mientras que otra táctica consistía en los “retiro para reinvertir”, donde el socio retiraba dineros para reinvertirlos en otra empresa, pero muchas veces el dinero no llegaba a ese fin”, explica Rioseco.

Con los antecedentes a la vista, la reforma tributaria de 2014 eliminó el FUT. “Su desaparición tiene como antecedentes a estos hechos: un mal uso y una mala fiscalización. Sin embargo, esta última no dice relación con las competencias de los funcionarios, sino que con la capacidad instalada humana, no daban abasto”, afirma el jurista.

Los efectos de la desaparición del FUT

Hoy, señala Rioseco, todas las utilidades de una firma van a tributar con impuestos al patrimonio final del socio, afirmando que la desaparición del FUT ha tenido un mayor costo y consecuencia en el ahorro e inversión. “En la reforma de 2014 se establece un derecho alternativo para el contribuyente: puede optar entre tributar por régimen atribuido de renta (donde se presume que la persona retiró todas las utilidades de la empresa al término del ejercicio, por lo que pasa a tributar como persona), o puede optar al sistema semi integrado. Esto supone que puede pagar una tasa de impuesto mayor como empresa y no llevarse las utilidades de esta”, dice.

El problema de esta última figura es que cuando el socio finalmente retira los dineros, ellos pueden alcanzar a tributar hasta un 44%. “Entonces, se mantiene una especie de FUT, pero con un castigo”, comenta el abogado.

El regreso del FUT como herramienta tributaria

Con todo, la modernización tributaria entre otras cosas, propone integrar el sistema de tributación y que será en base a retiros, el cual estará sujeto a medidas especiales de control y fiscalización efectiva, que eviten mal uso del sistema tributario, agregando normas especiales anti-elusión para revisar que las retenidas no hayan sido distribuidas ni usadas de modo directo o indirecto por los dueños de la empresa. “Efectivamente tendremos un FUT con otro nombre, esto es, un registro que controlará las utilidades acumuladas en la empresa que se encuentran pendientes de tributación a nivel de los contribuyentes finales (personas naturales o extranjeros)”, ha afirmado Juan Pablo Cabello, socio Principal de Cabello Abogados a La Tercera.

“Lo nuevo dentro de lo antiguo es que es el FUT va a ir asociado a un Registro de Rentas Afectas a Impuestos, o RAI. Este sistema vigente lleva el control de los retiros afectos a impuestos. Por lo tanto, al registro FUT se le adosa el RAI que permite tener un mayor control a los retiros que puedan hacer a los socios”, agrega Rioseco.

Fuente: Diario el Día

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos