Rotación laboral en chile: infografía cierre 2019

Al parecer, la desaceleración por la que está atravesando el mercado laboral y las bajas proyecciones de crecimiento que todos los expertos prevén para la economía nacional en 2020, no han afectado el optimismo de los trabajadores respecto a la posibilidad de cambiar de empleador y, de esta forma, mejorar sus actuales condiciones contractuales.

Esto porque de acuerdo a la última edición del Workmonitor, estudio de tendencias de la consultora de RR.HH. Randstad, la búsqueda activa de un nuevo trabajo llegó a 15,6% en el último trimestre de 2019, 2,5 puntos porcentuales (pp) más que hace exactamente 12 meses, cuando alcanzó 13,1%.

Igualmente, vale la pena mencionar que esta cifra se encuentra bastante lejos del máximo histórico obtenido por este indicador en 2010, momento en el que marcó 25% y en el cual la economía chilena tuvo su mayor crecimiento desde 2005, con 5,2%; además de que el PIB se encumbró por primera vez sobre los US$200 mil millones. Por otro lado, el miedo a perder el empleo creció 3,4 pp, pasando de 5,2% en el primer trimestre de 2019 a 8,6% en el último quarter del año pasado.

Rotación laboral y razones para cambiar de trabajo

Si bien más personas están buscando activamente una nueva oportunidad, la rotación en Chile, o el porcentaje de encuestados que señaló efectivamente haber cambiado de empleo durante los últimos 6 meses, bajó a 20% el último trimestre de 2019, 4 pp menos que el periodo inmediatamente anterior y 1,5 pp más bajo que hace un año. A juicio del directivo, esto refleja que “pese al ímpetu de la fuerza laboral por encontrar un nuevo nicho de mercado, la tendencia en épocas de desaceleración suele ser disminuir la contratación, por lo tanto, no se están dando tantas posibilidades de cambio, es decir, hoy la oferta de profesionales es mayor que la demanda, lo que puede afectar el índice de remuneraciones”.

Según la investigación, las dos principales razones en Chile para cambiar de empleador son mejorar las condiciones vigentes, lo que tiene relación con temas netamente monetarios o con ítems más blandos, como tener mayor flexibilidad horaria; y por circunstancias organizacionales que afectan negativamente a la compañía, ambas con 28%. Esta última se gatilla cuando la empresa no está creciendo al ritmo esperado o está pasando por un momento financieramente complicado, una situación que genera incomodidad en los trabajadores, por miedo a perder su puesto o por las pocas proyecciones de crecimiento que se pudiesen dar allí. Esta opción tuvo un alza considerable en el ranking de factores que inciden en la rotación laboral, debido a que habitualmente ocupa el cuarto lugar, bordeando un 15%.

Fuente:  Departamento de Estudios Transtecnia

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos