contratacion-como-cambiara-despues-de-la-crisis

Contratación ¿cómo cambiará después de la crisis?

Actualmente, las empresas en todo el mundo están enfocadas en hacer frente al impacto inmediato que ha tenido el COVID-19 en sus operaciones. En el departamento de RR.HH., los gerentes se están concentrando en los desafíos más urgentes, como la contratación destinada a cubrir la brecha laboral actual y facilitar un regreso seguro al lugar de trabajo.

Pero mirando más allá de estas prioridades a corto plazo, es importante considerar cómo la pandemia podría tener un impacto duradero en la contratación y en otras actividades de RR.HH. ¿Qué cambios permanentes podemos esperar a medida que los empleadores y el mundo entero se recuperen lentamente de esta crisis?

Aumento de la contratación virtual

El distanciamiento físico y otras restricciones generadas por el COVID-19 han llevado a que una gran cantidad de actividades de contratación se trasladen al entorno virtual, principalmente por necesidad. A pesar de que la transición a la contratación virtual haya sido forzada, muchos empleadores podrían haber descubierto que estos métodos no solo son efectivos, sino también sumamente beneficiosos.

La tecnología moderna abre un amplio abanico de posibilidades para interactuar de forma remota con los candidatos, evaluar su idoneidad para el puesto en cuestión y llevarlos a lo largo del proceso de contratación con la máxima eficiencia.

Las video-entrevistas, por ejemplo, pueden ser más rápidas, simples y económicas que la alternativa presencial, no solo para el empleador sino también para el candidato. También brindan beneficios como la funcionalidad de grabación – para que tanto el entrevistador como el entrevistado puedan volver atrás y revisar el evento – y opciones para que los candidatos proporcionen sus respuestas en varios formatos, como audio o video.

Otras prácticas impulsadas por la tecnología, como los eventos virtuales de contratación y la verificación automática de referencias, también están ganando importancia en este momento. La interacción personal y el compromiso cara a cara seguirán siendo elementos vitales del proceso de contratación, pero las empresas que se han beneficiado con tecnologías de contratación de vanguardia se inclinarán a seguir utilizándolas en el futuro.

Más trabajo remoto

El trabajo remoto se estaba volviendo cada vez más común incluso antes del brote de COVID-19. Las investigaciones de FlexJobs y Global Workplace Analytics mostraron que, en los EE. UU., hubo un aumento del 159% en el trabajo remoto entre 2005 y 2017. 

Y las opiniones sobre el trabajo remoto no sólo están cambiando del lado del candidato. La encuesta COVID-19 CFO Pulse de PwC mostró que, en junio, solo el 26% de los líderes financieros anticipó una pérdida de productividad como resultado del teletrabajo, en comparación al 45% dos meses antes. Más de la mitad (52%) de los encuestados afirmó que tomará medidas para mejorar la experiencia del trabajo remoto y convertirlo en una opción permanente para los empleados.

En lo que respecta a la contratación, las organizaciones que hacen del trabajo remoto una parte clave de su propuesta de valor al empleado (PVE) podrían atraer mucho más el interés de candidatos de alto nivel.

Confianza en el talento temporal

La crisis sanitaria reveló los beneficios que las empresas pueden obtener a partir de la fuerza laboral temporal: tener acceso inmediato a talento cuando más se necesita. En momentos de demanda fluctuante o cuando es difícil encontrar la expertise que se necesita en la fuerza laboral permanente (debido a una baja por enfermedad o cualquier otra razón), la contratación de personal temporal puede brindar una solución.

Un socio de RR.HH. puede ayudarte a encontrar rápidamente a las personas que necesitas gracias al conocimiento del mercado laboral local y al acceso a grupos (pools) de talento confiables. También puedes aprovechar las soluciones de planificación de la fuerza laboral que facilitan la contratación de personal temporal basado en proyectos. Esto te permite asegurar la capacidad laboral que necesitas sin el costo y la complejidad de una contratación permanente.

Estas herramientas han demostrado ser particularmente útiles en medio de las circunstancias sin precedentes creadas por el COVID-19, pero continuarán sirviendo a un propósito vital para muchos empleadores después de que la crisis haya disminuido.

Más seguridad y comunicación

La amenaza para el bienestar físico de las personas no es el único problema de salud que ha surgido de la pandemia. Los problemas de salud mental como el estrés, la ansiedad y la depresión también son de suma importancia. Esto es muy relevante para los empleadores que desean cuidar a su personal y ayudar a las personas a proteger su salud a largo plazo.

Existen muchas medidas que los empleadores pueden tomar para apoyar este aspecto, como ofrecer ayuda financiera a través de beneficios de salud o simplemente proporcionar un canal para que las personas alivien la carga en sus mentes hablando con sus colegas o gerentes.  Al igual que el trabajo remoto, hacer que estas ofertas formen parte de tu PVE en la etapa de contratación te ayudará a atraer candidatos sólidos y a impulsar tu marca empleadora.

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos