PIB avanza 0,9% en segundo trimestre, mientras Inversión cae 4,1%

Durante el segundo trimestre, la actividad económica registró una variación de 0,9% con respecto al mismo período del año anterior, alcanzando con ello un alza de 0,5% en la primera mitad del año.

Desde la perspectiva del origen, el resultado fue liderado por el crecimiento de servicios personales y comercio, que fueron los sectores de mayor contribución.

En contraste, las principales incidencias negativas provinieron de las actividades construcción, minería y servicios empresariales.

Desde la perspectiva del gasto, el resultado del PIB se explicó por el incremento de la demanda interna, cuyo efecto fue aminorado por la caída de las exportaciones netas.

El gasto interno aumentó 3,9%, impulsado por el consumo y la acumulación de inventarios. El incremento del primero fue liderado por el gasto de los hogares, en tanto que la tasa de existencias acumulada en un año móvil, valorada a precios del 2016, se ubicó en -0,5% como porcentaje del PIB.

Por su parte, la formación bruta de capital fijo (FBCF) se contrajo 4,1% en respuesta a una menor inversión en construcción y otras obras.

En cuanto al comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones se contrajeron producto de menores envíos de bienes, principalmente mineros

e industriales; en contraste, las importaciones crecieron lideradas por la internación de bienes industriales.

El ingreso nacional bruto disponible real creció 3,0%, impulsado por el efecto de los términos de intercambio; en tanto, se observó una compensación entre los efectos de las transferencias y rentas del exterior.

El ahorro bruto total ascendió a 22,1% del PIB en términos nominales, compuesto por una tasa de ahorro nacional de 19,8% del PIB y un ahorro externo de 2,4% del PIB, correspondiente al déficit en cuenta corriente de la balanza de pagos.

Análisis del PIB por componentes del gasto

La demanda interna continúa creciendo, en línea con el consumo. Tras anotar un crecimiento de 2,7% en doce meses durante el primer trimestre, la demanda interna aumentó 3,9% en el segundo cuarto de año, liderada por el consumo y seguida por la inversión.

El consumo se incrementó en 2,7%, en línea con las tasas registradas por el gasto de los hogares y del gobierno, de 2,6% y 2,7%, respectivamente. No obstante, dada la participación predominante del consumo de hogares, fue éste el que se impuso en términos de contribución.

El aumento del gasto de los hogares se explicó tanto por mayor consumo de bienes como de servicios. Dentro de los primeros, destacó el dinamismo del gasto en bienes durables, principalmente en automóviles, televisores y productos tecnológicos. El consumo de bienes no durables y de servicios creció en menor magnitud, pero con incidencias significativas, dada su participación dentro del total; en el resultado del primero destacó el dinamismo del gasto

en vestuario y calzado, y en el del segundo, el mayor gasto en servicios de telecomunicaciones y servicios financieros.

Por su parte, el aumento del consumo de gobierno estuvo en línea con la ejecución presupuestaria.

El resultado de la inversión se explicó por la acumulación de inventarios registrada en el trimestre. En un año móvil, y valorada a precios del 2016, la variación de existencias exhibió una tasa de -0,5% del PIB, reflejo de menor desacumulación de bienes industriales.

Por su parte, la FBCF registró una caída de 4,1%, afectada por la contracción de la inversión en construcción y otras obras y la variación aproximadamente nula de la inversión en maquinaria y equipo. La caída del primer componente responde a la menor FBCF en construcción, principalmente de edificación. En tanto, el resultado de la inversión en maquinaria y equipo se vio afectado por el menor gasto en generadores y equipos de transporte.

Respecto del comercio exterior de bienes y servicios, las exportaciones disminuyeron 3,5% y las importaciones aumentaron 7,0%.

El resultado de las exportaciones fue determinado por los menores envíos de bienes, principalmente de cobre, fruta y productos manufacturados asociados a la industria alimenticia y madera y muebles. En tanto, las exportaciones de servicios crecieron lideradas por el dinamismo del gasto de turismo, que registró la mayor contribución.

El resultado de las importaciones fue liderado por las internaciones de bienes, donde destacaron vestuario y calzado, alimentos y productos químicos. Por su parte, el aumento de las importaciones de servicios se asocia principalmente a mayores importaciones de servicios de turismo y comercio, cuyo efecto fue en parte aminorado por aquellas asociadas a servicios empresariales.

Fuente:  Estrategia

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos