Eyzaguirre y Schmidt-Hebbel se enfrentan por efectos de reformas y alza de impuestos

Ministro Eyzaguirre: Los datos no avalan que reformas causaron desaceleración.

“Los datos, la verdad, no tienden a avalar el que en un primer orden de importancia -sí lo pueden tener en segundo y tercer orden- las reformas hayan estado en el centro de lo que ha ocurrido en la dinámica económica más reciente”. Uno de los primeros mensajes del ministro de Hacienda, Nicolás Eyzaguirre, frente a los empresarios en Enade fue de defensa de las reformas del gobierno. La autoridad señaló que “es un hecho estadístico que la economía venía desacelerándose desde 2013”, y que tuvieron que enfrentar el fin del súper ciclo de los commodities y el estancamiento del comercio mundial. Sin embargo, dijo que hoy la economía se está recuperando y que el crecimiento estará en torno al 3% en el cuarto trimestre de este año y también en el primer trimestre del próximo.

Dijo que espera que el próximo gobierno vaya consolidando la recuperación fiscal, pero “no recomendaría que corra hacia el balance estructural de forma demasiado rápida, porque la recuperación (económica) no está lo suficientemente instalada”. Agregó que el sistema de impuestos en Chile es más proahorro que el promedio de la OCDE y que lo ideal es ir avanzando hacia un sistema más desintegrado que hacia uno integrado.

Eyzaguirre también criticó la propuesta tributaria del candidato Sebastián Piñera, la cual apunta a bajar el impuesto de primera categoría a los niveles promedio de la OCDE (entre 24 y 25%) y volver a integrar el sistema. Si bien dijo compartir algunas de las propuestas de microeconomía, “no coincidimos en la propuesta tributaria. Una base tributaria robusta es fundamental para la igualdad de oportunidades y la adhesión de todas las personas hacia un crecimiento compartido”, señaló. En este sentido, agregó que el reintegrar y bajar impuestos a las empresas significa disminuir la carga tributaria “de los que más tienen”, lo que implicaría una menor disponibilidad de recursos para igualar oportunidades.

“El tema de fomentar el crecimiento a través de rebaja de impuestos es más viejo que el hilo negro, es lo que ha presentado el Presidente (Donald) Trump en Estados Unidos”, dijo. Agregó que no es por el lado de los impuestos directos que se pierde competitividad y que el impuesto directo que, al final pagan ahorrantes e inversionistas, es moderado en Chile. “Eso va a favorecer solo a algunos, en detrimento del mayor déficit fiscal y sin impulsar mayor crecimiento”, afirmó.

Sobre la crítica de que los ingresos fiscales de 7,4% estimados para el próximo año son demasiado optimistas, señaló que incluso pueden ser un poco más.

Schmidt-Hebbel: “Reformas emblemáticas fueron fallidas en sus objetivos”

En un análisis muy distinto al que mostró el titular de Hacienda, el economista y académico de la U. Católica Klaus Schmidt-Hebbel fue crítico de las reformas que ha implementado el Gobierno y de la baja prioridad que se le ha dado al crecimiento económico.

Al inicio de su presentación, el economista hizo un comentario que generó discretas risas entre los asistentes: “Sin duda, Nicolás Eyzaguirre fue un brillante ministro de Hacienda, en el período 2000-2006, bajo la administración del Presidente Lagos”, dijo.

Su diagnóstico partió con un análisis del actual gobierno de la Presidenta Bachelet, criticando el enfoque en la igualdad. “Ese igualitarismo estuvo asociado a un rechazo a la política de los acuerdos de los gobiernos previos. El programa y su ejecución partieron con un mal diagnóstico, malas ideas, un mal diseño y una mala implementación”, señaló. Agregó que las grandes reformas que se realizaron “fueron fallidas”.

Afirmó que el menor precio del cobre de los últimos cuatro años explica un tercio de la caída del crecimiento en el período y que los otros dos tercios están asociados a las reformas y a la “gestión deficiente de esta administración”.

“En la economía, sin duda que el signo número uno ha sido el enfriamiento polar del crecimiento, no recesión, no crecimiento cero, pero crecer per cápita al 1%, cuando la Alianza del Pacífico crece al doble, y los países desarrollados crecen al doble, y los países asiáticos emergentes crecen cuatro veces ese ingreso per cápita, es la nada misma”, señaló.

También apuntó a un desorden fiscal generado por la expansión de la deuda pública de los últimos años, que tuvieron como consecuencia los recortes de la clasificación de riesgo de Chile.

Luego, criticó los efectos de la reforma tributaria, señalando que genera distorsiones en el pago de impuestos, es compleja y arbitraria y desincentiva el ahorro, la inversión, el trabajo y el emprendimiento. Propuso “reformar las reformas, no pasar ninguna retroexcavadora, sino que perfeccionar las que se hicieron”.

El economista apuntó a seis grandes desafíos para lograr el objetivo de que Chile sea “integralmente desarrollado hacia 2050 y en paz”.

Entre ellos están: construir consensos; “crecer, crecer, crecer”; acelerar el desarrollo social; reformas del Estado y de la Constitución; proteger el medio ambiente y generar una integración más intensa con el mundo.

“Chile puede ser integralmente desarrollado hacia el 2050, pero significa hacer la pega desde ahora y de inmediato”, finalizó.

Artículo de Mariana Penaforte y Diego Aguirre

Fuente:  Economía y Negocios

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos