Dólar: el momento de los importadores

Es casi un lugar común señalar que un alza en el valor de la moneda local, respecto del dólar, favorece a las empresas ligadas a las importaciones de un país, mientras que una caída, favorece a los exportadores.

Esto, ya que las empresas que hacen comercio exterior transan generalmente en dólares en el mercado internacional, mientras que en el mercado local ocupan el peso. Así, si el peso aumenta su valor respecto del dólar, a un importador le será más rentable comprar un producto denominado en dólares, ya que le costará menos pesos hacerlo; mientras que al exportador, su negocio le resultará menos rentable, ya que al tener que vender su producto en dólares, recibirá una menor cantidad de pesos a cambio. El proceso inverso ocurre cuando el dólar se aprecia respecto del peso.

Hasta el viernes pasado, el peso chileno se había apreciado 7,4%, a $ 624 por dólar, en 2017. Aunque las señales que dio la Reserva Federal de EE.UU. el miércoles respecto de que va a subir su tasa de interés en diciembre e iniciar la reducción de su balance en octubre, provocaría una mayor volatilidad del “billete verde”, muchos analistas consideran que el techo para el tipo de cambio a fines de 2017 será de $ 650 por dólar, con lo que aún quedaría espacio para que los importadores aprovechen el momento.

Momento

Gustavo Díaz, de Delex.cl (servicio de compra en Estados Unidos, China y el mundo), considera que “las pymes están en una situación inmejorable. Recordemos que gran porcentaje de los productos que se comercializan en Chile son del extranjero, por lo que los márgenes de utilidad aumentan considerablemente con esta importante baja del dólar”.

Díaz añade que es un muy buen momento para las empresas que buscan tener stock para futuros meses. De hecho, señala que en Delex.cl tienen clientes que han adelantado sus compras de fin de año con el fin de tener un buen stock de productos a menor margen de compra, para tener con ello mayores utilidades a futuro, en caso de alzas del dólar.

También las empresas del área agrícola, construcción o minería están sacando partido. “Sin ir más lejos, la compra de retroexcavadoras, tractores y máquinas de producción en masa han sido las más cotizadas por pymes y empresas del rubro, que han aprovechado la baja del dólar para hacerse de bienes para su trabajo”, señala Delex.cl.

Coberturas cambiarias

Sin embargo, y como se ha visto en los últimos días, el tipo de cambio puede experimentar fuertes variaciones, producto de que uno de sus principales drivers son fondos que ocupan las divisas, más como instrumento de inversión que como medio de pago en sí mismas. Es por ello que el tipo de cambio se hace muy sensible a temas ajenos a las empresas, como tasas de interés, precio del cobre, activos refugio, flujos de capital a mercados emergentes, etc.

“De modo teórico, las pymes no son especuladoras de monedas”, sentencia al respecto Emilio Venegas, socio de Finanzas Corporativas & Transacciones de BDO. Por esta razón, indica, las empresas “deberían hacer lo posible por aislar el riesgo de las variaciones, por ejemplo, contratando seguros de tipo de cambio”. Lamentablemente, sostiene, en la realidad esto puede no ser tan barato, aunque los costos han caído en el tiempo.

El imperio del dólar

Muchas pymes importan productos de Asia para venderlos en nuestro país. Los casos más notorios son India y China, cuyas divisas son la rupia y el yuan, respectivamente. Considerando que el dólar se ha depreciado contra la mayoría de las divisas emergentes este año, ¿se hace tan relevante en este tipo de importaciones?

En Delex.cl indican que tanto proveedores chinos como indios manejan sus precios haciendo un balance en base al dólar y al valor de su divisa, ya que cerca del 80% de sus compradores les pagan en dólares.

En BDO agregan que, “en general, los mercados funcionan muy anclados al dólar, pero el yuan esta tomando cada vez mayor importancia en el comercio internacional, sobre todo en el mercado de productos importados de Asia”.

De todas formas, advierten que aprovechar estas variaciones o arbitrajes entre monedas es complicado para las pymes. El mensaje, entonces, es que es mejor “focalizarse en otros temas que sí pueden agregar más valor a la empresa, como la calidad del servicio o la importación de productos hechos a la medida, con mejoras de calidad o diseño”.

Artículo de Maximiliano Andrade

Fuente: La Tercera

Comparte este post

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on linkedin

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

X
0
    0
    Carro de Compras
    No tienes comprasAgregar Módulos